1.3.06

Entrando en rehabilitación...¡No!.

Necesito ir al psiquiatra, al psicoanalista!, necesito una autoterapia para la dependencia, mi adicción al susodicho Frappuccino a tocado fondo. No solo por confesar con el menor desparpajo que cada vez que paso por un Starbucks necesito entrar y salir con una de esas delicias en tamaño Venti, si no que últimamente ya hasta he estado experimentando síntomas de abstinencia.

Desde hace unos 7 meses atrás mas o menos, he estado tirando mi plata a las arcas de Starbucks, el Mocca Frappuccino me trae de vuelta y media, bueno fuera, que como la gente común y corriente, vaya de vez en cuando y me tome un frapp alto y quede contenta, pues no, empecé con el Mocca Venti y juré que la próxima vez que tomara un frapp lo iba a pedir grande, mucho vicio pues. De todos modos, a oídos sordos de mis promesas vanas, me desobedecí y la siguiente vez volví a caer en el Venti, esta vez tenia una excusa: "pero si solo es 1.50 de diferencia, al diablo con todo, un Venti (la próxima un grande)", que deprimente es darse cuenta que las subsecuentes veces que fui a tomar mi frapp hice caso omiso de mis promesas y seguí pidiendo Ventis.

Pero hay que disciplinarse, además mis bolsillos estaban casi huecos y solo pensaba en cuanto tengo que tener para comprar mis dosis semanales, así que con el dolor de mi corazón dije; "Basta, de ahora en adelante solo Frappuccinos Grandes y además, trataré de que las dosis sean menos frecuentes" (esa semana había tenido 3 dosis).
Pero como toda adicción, cuando uno decide cortarla o bajarle en el consumo, viene alguien y te arrastra mas hondo.

Mi querido padre, con todas sus buenas intensiones y sabiendo que me encanta ir al starcucks por mi Mocca Frappuccino, me propuso hacer caminatas domingueras hasta el ovalo gutierrez, comprar pancito para el desayuno y un frapp para mi. De esto hace mas de 3 meses.

El domingo antepasado para romper con la rutina, desayunamos chicharrón, normalmente hubiera saltado en un pie, camote con pan y chancho, ¿Quién se puede resistir a eso? (Sólo un adicto al frapuccino) en vista de que, como todos los domingos, no iba a ir a mi starbucks mas cercano, decidí pasar del chicharrón (al menos un poco) y preparar mi propio frapuccino hecho en casa, solo han pasado 7 días y ya soy una experta en la preparación de mocca frapps, lo mas devastador de esta nueva habilidad, es que ahora mi consumo se ha disparado a un frappuccino diario.......

Y ya acabo de quejarme, porque estoy pasando café y no quiero que me quede aguado.

2 Comentarios:

Anonymous Mirella E. dijo...

Patty!, muero x el mocca frapp tmb, es mas hoy voy x uno, m encuentran en starbucks d ov. gutierrez en la night, jaja y pásate la receta para hacerme yo tmb..saludos a la gente Creepy ;)

4:19 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

eee bueno yo tomo minimo 4 caramel fraps venti a la semana y .... no habia pensado en que en serio era demasiada adicta xD ... es que cuando la economia puede uno pierde conciencia de lo que a hace =| ... aunque bueno yo tomo el frap a la par que termino algun trabajo de la univ o leo un libro ... quiza por eso mi adiccion sea justificable xD

7:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Volver a la Sobremesa